miércoles, 14 de octubre de 2015

Japón express 2014!! (El resumen, parte II)

     Retomo esta crónica del 2º viaje que hice a Japón en abril de 2014 donde lo dejé, y no es en otro momento que el día en que nos dirigimos a Miyajima :) . Esa mañana nos levantamos muy temprano para coger el tren que nos iba a llevar de Kioto a Hiroshima, para después tomar otro que nos dejaría en la estación de Miyajimaguchi.




En este último trayecto  de tren una señora mejicana que viajaba con su familia no paraba de hablarnos (tuve la sensación de que su familia no le hacía mucho caso y se explayó con nosotros). Al llegar a Miyajimaguchi paramos un momento a comprar provisiones en el 7/11 que hay junto a la estación del ferry ya que en la isla de Miyajima hay pocas tiendas de comestibles y las que hay cierran muy pronto. Al subir al ferry (gratuito si estás usando el JR Pass) ya vislumbramos lo que nos esperábamos, que la isla estaría a reventar de turistas, pero bueno, no me importaba mucho ya que una de las grandes ventajas de alojarse en la isla es que al irse el último barco del día quedaríamos muy poquitos allí y se podría disfrutar con calma del paisaje y la tranquilidad.





Tras llegar a la isla nos dirigimos al hotel, el "Guest House Kikugawa", y me encuentro con que habían 2 reservas a mi nombre. Por un momento me temía que me hicieran pagar ambas reservas pero tras comentarles que posiblemente se tratara de un error de la web me dijeron que no me preocupara y todo se solucionó. Ya haré la reseña de este hotel en otra entrada, pero básicamente es un pequeño hotel situado cerca de la estación del ferry, con la mayoría de habitaciones de estilo occidental. He estado ya 2 veces en este sitio y la verdad es que no tengo quejas.

Como habíamos llegado pronto tuvimos que dejar el equipaje en la entrada ya que el check in es a partir de las 15 horas. Así que aprovechamos y nos dimos un paseo por la isla. Nada más llegar ya tuvimos el primer "enfrentamiento a muerte" con los ciervos de allí ya que compramos un cono de papas y un par de ciervos estaban empeñados en que les invitáramos.


Como en Nara, aquí los ciervos campan a sus anchas pero son bastante menos confianzudos que sus primos de allá. Tras esto os acercamos al gran torii flotante de Miyajima, una de las estampas más típicas de todo Japón. Tenía la espinita clavada desde el viaje de 2012, donde por desgracia estaban haciendo obras de restauración y estaba rodeado de andamios, así que esta vez me acerqué y pude abrazarlo XD


Tras dar un paseo por los alrededores nos dirigimos al Daisho-in, templo que me quedé sin visitar la otra vez pero que en este viaje no se me iba a escapar. La verdad es que vale mucho la pena visitarlo porque está genial, con varios mini templos, pequeñas estatuas a lo largo de los caminos, pagodas, etc. Curiosamente por allí vimos a mi tocayo David, más conocido como Flapy, cuyo blog flapyinjapan.com conozco desde hace años. Debía estar haciendo de guia porque lo vimos explicándole un poco lo que iban viendo a una pareja de españoles.





Tras pasar un buen rato disfrutando del templo volvimos al hotel para subir el equipaje y descansar un poco. Más tarde decidimos volver al paseo marítimo ya que ver el torii al atardecer no tiene precio, sin duda una de las imágenes más bonitas que me llevo de este viaje y uno de los motivos por los que adoro Miyajima.





Estuvimos un buen rato embobados con la belleza del paisaje y disfrutando de la tranquilidad del momento. Incluso con un ciervo que se puso a nuestro lado a comerse una revista. Se puso las botas!!

El ciervo come-revistas de Miyajima from Directo a Japón on Vimeo.


Cuando fue anocheciendo dimos una vuelta por las callejuelas de Miyajima. Es increíble pasear por esta isla de noche, con la única iluminación de los faros de piedra y los focos sobre el torii flotante. Esta vez no tuve la suerte de encontrarme un par de tanukis como la otra vez pero aun así estuvo genial el paseo. Tras esto no quedaba otra que volver al hotel, cenar y a meterse en la cama porque al día siguiente había que madrugar para coger uno de los primeros ferrys y pone rumbo a Osaka!




Consejo del autor: Si tienen la oportunidad pasen la noche en Miyajima, realmente es un lugar mágico y vale mucho la pena gastarse un poco más por alojarse allí.




Japón 2014 (2ª parte)

No hay comentarios:

Publicar un comentario