miércoles, 18 de noviembre de 2015

Japón express 2014!! (El resumen, parte III)

     Hoy toca abandonar uno de mis lugares favoritos de Japón, me voy triste por un lado por despedirme de Miyajima pero contento porque el viaje no ha hecho más que empezar y aun queda mucho por ver. Para no variar el día empezó despertándonos antes de la hora que queríamos, así que aprovechamos y nos montamos en uno de los primeros ferrys que partían de Miyajima. Esa mañana estaba lloviendo así que nos mojamos un poco en el camino al ferry. Tras unos pocos minutos llegamos a Miyajimaguchi para coger el tren que nos dejaría en Hiroshima, lugar donde tendríamos que hacer transbordo hacia Osaka.



Cuando llegamos a Hiroshima nos damos cuenta de que el tren que habíamos buscado en internet no existía y tras preguntar a una chica que trabajaba en la estación nos dice que el que tenemos que coger sale en hora y media. Tras esto nos fuimos de mala gana a una pequeña habitación donde esperan los pasajeros y echando un vistazo a las pantallas informativas veo que hay un tren que va a donde quiero, que sale antes y que encima casi no hace paradas intermedias. Demasiado bueno para ser verdad, no sabía en donde estaba a punto de meterme XD.

Tras mi maravillosa idea de coger ese tren y llevando unos 15 minutos de trayecto nos da por leer el JR Pass y vemos que el tren Mizuho no está incluido en el pase. A pesar de que me decían que el tren en el que íbamos era un Mizuho yo sigo empeñado en que no y seguimos adelante en ese tren. Tras una hora de trayecto y alcanzar la primera parada (con los nervios a flor de piel por si realmente yo estaba equivocado y era realmente un Mizuho) nos asomamos a la parte exterior del tren y, para mi desgracia, vemos que sí era un Mizuho, así que cogemos las maletas como alma que lleva el diablo y salimos disparados del tren antes de que apareciera un revisor y nos quisiera cobrar a precio de oro el despiste. La parte buena es que nos ahorramos la mitad del trayecto y encima pasó al poco tiempo otro tren (esta vez sí uno que estaba incluido en el JR Pass) que nos dejaría en la estación de Shin Osaka.

Ya en Osaka lo primero que hacemos es ir al hotel a hacer el check-in. A la salida de la estación pasaba un bus gratuito del hotel que te llevaba directamente, así que nos ahorramos el paseito de ida. Para el regreso decidimos ir caminando ya que de camino vi que estaban haciendo una especie de competición en unos campos de fútbol al lado de la estación donde habían carteles con los personajes de la serie "Captain Tsubasa" ("Campeones" para el público español).




Tras echar un vistazo por los campos de fútbol decidimos comprar el pase de transporte en la estación y nos fuimos en dirección al Castillo de Osaka. Al llegar al parque que rodea el castillo nos llevamos una agradable sorpresa al comprobar que, por ser domingo, estaba todo lleno de familias y amigos haciendo barbacoas, actuaciones, actividades deportivas, etc. Era todo un espectáculo la mar de curioso ver a mucha gente disfrazada de personajes de anime o simplemente con unas mallas y una especie de pez en la cabeza, sin duda una de las cosas que más me gustó ver en la ciudad.


               
               Directo a Japón on Vimeo.








Luego seguimos el camino al castillo (al cual aun no he entrado tras dos visitas) y vemos a varios niños disfrazados y a un señor que se empeñó en hablar con nosotros y que repetía constantemente que fuéramos a ver los cerezos en flor que habían por otro camino. A la salida del parque también nos cruzamos con otro señor que iba en bicicleta y que nos dio la mano unas 15 veces. Parece que le encantaban los españoles y hasta se sacó una foto con nosotros. 

Una vez terminada la visita al castillo cogimos el metro hacia el parque de Tennoji. La intención era verlo pero intentando evitar entrar al zoo acabamos caminando por un callejón lateral al parque. Aun sigo sin saber donde estaba la dichosa entrada, a no ser que fuera la que yo pensaba que era la del zoológico...





Tras un paseo llegamos a la zona de Shinsekai, con su típica torre, ruidos por doquier y muchas luces. Después fuimos a Den Den Town a echar un vistazo por su multitud de tiendas donde encuentras de todo. Fue curioso comprobar como en las tiendas de animales les ponen unos precios increíblemente caros a las mascotas. Luego pusimos rumbo a la zona de Dotonbori, con su multitud de carteles luminosos, restaurantes con letreros que se mueven y muchísima gente por todos lados. Como no, íbamos encaminados al famoso cartel del corredor de Glico. Aun tenía la espinita clavada del anterior viaje de no poder verlo iluminado. Mientras esperábamos a que se encendiera entré a una tienda de H&M que había al lado a buscar unos vaqueros ya que los que llevé se habían roto. Otra cosa que hicimos fue pararnos en el puente a ver como algunas chicas y chicos con intenciones "oscuras" iban acosando a todo aquel que osara pasar sin compañía por allí. Es una especie de prostitución algo extraña a mi parecer. En el anterior viaje incluso estuve grabando un buen rato la forma en la que actuaban de lo curioso que me pareció.






Ya tocaba volver al hotel porque estábamos realmente reventados y para completar un día repleto de incidentes nos perdimos dentro de la estación de tren de Shin Osaka, la llegamos a recorrer tres veces buscando la maldita salida que daba a la parada del bus del hotel. Compramos algo de comer en un konbini y a la cama. Al día siguiente tocaba dirigirse a la zona norte del país para continuar nuestro viaje, esta vez a la ciudad de Kanazawa. Pero esto ya lo cuento en la siguiente entrada ;)

Aquí les dejo con las fotos de nuestro día en Osaka:

              Japón 2014 (3ª parte)

No hay comentarios:

Publicar un comentario